No podía dejar pasar el tren una vez más, y después del flojo partido que había tenido en Ciudadela ante Estudiantes de San Luis, era casi una obligación para San Martín traerse los tres puntos de Tandil. Darío Forestello lo entendió así, metió mano en el equipo que le respondió, cortó la mala racha que tenia ante Santamarina de visitante y se prendió de vuelta en la lucha del torneo, con goles de Gabriel Graciani y Matías García venció por dos a uno al local.

Arrancó con muchas imprecisiones el partido, el local buscaba a través más del pelotazo que de otra cosa incomodar a la visita que estuvo muy bien por arriba. Por el lado del ciruja todo lo contrario, el medio campo exclusivo de juego que paro el “Yagui” fue determinante para el transcurso del partido. García recuperó su nivel,  Graciani respondió de muy buena forma como volante central y Juan Galeano que hizo de volante “tapón” cortando todo y aportando claridad a la salida.

Las buenas pinceladas de Walter Busse, y la velocidad de Gonzalo Rodríguez por afuera, también fueron una constante en el PT. El gol vino de pelota parada, el salteño Busse tiró el córner, Claudio Bieler peinó y por detrás llego Graciani para marcar el 1 a 0, en la primera llegada a fondo del elenco albirrojo.

Ahí San Martín que nunca se había en ventaja en los primeros tiempos de lo que va del torneo, agarró no solo confianza y seguridad, sino que agarró la pelota y se hizo dueño del juego. Tal vez faltó de fineza para coronar alguna que otra jugada, casi sobre el final de la primera parte Busse habilitó de espaldas a García que piso el área y definió cruzado y casi casi el segundo.

La segunda parte arrancó con el “ciruja” como protagonista exclusivo. Graciani fue a presionar al costado derecho, Busse se la llevó y tocó para que “Cacu” García que sacó un misil de su botín izquierdo que fue a parar al palo derecho del arquero, bien abajo imposible para Papaleo, y poner el justo 2 a 0 para San Martín y casi que liquidar el partido.

El local prácticamente que se rindió y fue todo del equipo de Forestello, que hizo méritos para marcar el tercero. El santo movió la pelota de derecha a izquierda, la tocaron todos a dos toques, hasta que Albín se animó paso al ataque y tiro el centro para Bieler que jugó un buen partido, entrando mucho en el circuito de juego, presionando a la defensa y bancando todas las pelotas, “Taca” la agarro en movimiento y Papaleo se lució para evitar lo que hubiera sido EL gol de la B Nacional créame.

Después a falta de dos para el cierre, Albacete escaló por izquierda y tiro el centro para Michel que aprovecho el único error del equipo en todo el partido y de cabeza marcó el descuento, para ponerse a tiro del empate, pero no paso de eso. San Martín manejó la pelota, la durmió y se quedó con un triunfo muy justo y clave para mantenerse en la lucha de la B Nacional, ahora deberá enfrentarse a Nueva Chicago para después quedar libre, y con la muestra que de buen fútbol que dio este equipo en Tandil, dio una  invitación para soñar al hincha de que todo es posible.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (1)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios