Nadie ni el más pesimista admirador de fútbol hubiera pensado el partido que protagonizaron ayer San Martín y Aldosivi en Ciudadela. A priori dos candidatos que prometían dar un encuentro realmente de alto nivel futbolístico, pero fue todo lo contrario. Fue más bien un bodrio futbolístico y el cero a cero califica muy bien el pobre partido que brindaron.

El santo intento los primeros minutos imponerse ante el tiburón con las corridas de Graciani por derecha, secundado por el ‘Pampu’ González y tratando de conectarse con Bieler. Parecía prometedor este arranque sumado a que la última línea del equipo de Walter Perazzo dio un par de regalitos, pero solo quedo en eso en prometer porque Graciani se fue diluyendo y equivocando, el ‘Pampu’ no se lo vio cómodo y Bieler quedaba demasiado solo para pelear entre los centrales.

A García el generador de juego nato que tiene el conjunto de Cagna no se lo vio bien, muy errático y sus apariciones esporádicas no alcanzaban, Prediger era el mejorcito y más claro del medio, como siempre imponiendo presencia y buen toque. La visita? después que se acomodo empezó a llevar el partido para donde quería, al terreno de la lucha y poner nervioso al local, tanto a su gente y a los jugadores que se fueron contagiando de a poco.

Arnaldo González era lo más peligroso del tiburón, por la banda izquierda complicaba al local, pero no podía conectarse con los delanteros de flojo partido. Alguna situación de peligro? Si, para la visita. Telechea remató desde lejos y Arce alcanzo a tirarla al córner. El segundo tiempo estuvo de más, ninguno supo encontrarle la vuelta. Tal vez más preocupante lo de San Martín porque era local y es el segundo partido que muestra anemia ofensiva y falta de creatividad para llevar peligro al arco rival.

Galeano casi se vuelve a vestir de héroe cuando piso el área y tras un pase atrás quedo frente al arco, pero el nerviosismo por romperle el arco a Moyano hizo que la colgara, pero de la tela de la Bolívar . Diego Cagna nunca le encontró la vuelta, además se demoró en mover el banco en poner algo diferente y que de aire fresco, ‘Vitin’ Rodríguez entró y casi que no peso, y a Benegas le daban pases para jugar en vez de buscarlo por arriba, tal vez Busse hubiera sido una buena opción pero se quedo en el banco.

El local sacó un empate, y por ahora llego a cinco unidades y se mantiene expectante en este arranque del torneo. Deberá corregir su ofensiva pobre por ahora (1 tanto en 3 partidos) y deberá apoyarse en la buena defensa que a mostrado hasta el momento (lleva 270 minutos sin que le conviertan), el sábado ante All Boys será una buena prueba para empezar a encontrar el equipo y el juego.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios