Como contra Independiente de Mendoza, San Martín volvió a dormirse en el final y Santamarina de Tandil, el colista, se lo terminó empatando inmerecidamente. Fue 1 a 1 en La Ciudadela.

No fue el mejor partido del Santo, que fue, de todas maneras, el que siempre propuso ir hacia adelante. Esta vez el mediocampo no mostró su mejor versión y le costó generar peligro en el área visitante, sobre todo en el primer tiempo.

Después del descanso el albirrojo salió decidido a sacar ventaja como sea. Le costó, y por eso la consiguió con ayudita. No del árbitro, sino del arquero de Santamarina, que descolgó mal un centro y le dejó servida la redonda a Ramón Lentini para que marque su segundo tanto y desate el delirio en el estadio más caliente del país.

Todo era fiesta. Si la cancha se caía antes del gol, imagínense después. Y si Acosta marcaba en ese tremendo contragolpe también. Pero el ex Patronato arruinó semejante corrida y buscó mal a Lentini con un centro atrás cuando el final de la jugada pedía reventón al arco.

Y así como el cocodrilo que se duerme es cartera, San Martín que perdona es empatado. Santamarina, totalmente entregado, recibió un regalito de Briones a los 90′ (falta innecesaria cerca del área) y fue Chávez quien decretó el 1 a 1, un poco ayudado por el campo de juego, que hizo que la pelota le pique mal a Taborda. Ese maldito pique…

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios