Tremendo fue el triunfo de San Martín ante All Boys, por como se dio el partido. Estuvo dos veces abajo en el marcador y logró remontarlo con un Hat-trick de Mauro Quiroga. Pero MC puso la lupa en la defensa del Santo que dejó varias dudas de cara al futuro en el torneo. Matías Catalán, Rodrigo Moreira, Francisco Oliver y Esteban Goicochea fueron los titulares en la última línea.

Los centrales Moreira y Oliver iban a sufrir bastante en el PT con Guido Del Cason, que pivoteó bien de espaldas y aprovechaba los desacoples de los dos centrales, que dejaron un hueco en el medio, donde se movió con soltura el ‘9’ del equipo ‘Albo’. A poco de empezar el partido Del Cason aguantó bien la embestida de Moreira y cedió para Manuel Vazquez que la tiró por arriba del travesaño.

Los laterales tampoco arrancaron firme el encuentro. Catalán no estaba acertando en sus subidas por la derecha y Goicochea no podía controlar a Vázquez, que lo enloqueció en la primera mitad. Mucho nerviosismo en la defensa, donde los centrales salían lejos a cortar y los laterales no terminaban de cerrar.

Para la segunda mitad, la defensa ‘ciruja’ levantó un poco, pese a que el desorden seguía y dejaban mucho espacio como sucedió en el segundo gol de la visita donde ni Oliver ni Moreira pudieron frenar a Del Cason, Catalán no volvió y tras un rebote el conjunto de Floresta se volvería a poner en ventaja.

Después que el equipo de Diego Cagna lo empatara y pasara a con dos centros bárbaros de Catalán a la cabeza de Quiroga, la defensa se acomodó mejor, Oliver y Moreira sacaron lo que vino, Goico se asentó y cerró su lateral para evitar el empate. El equipo de Cagna deberá seguir trabajando en defensa porque es el punto más flojo del equipo y todavía sigue haciendo agua.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios