San Martín fue a Misiones en busca de su primer triunfo de la temporada, pero terminó estrellándose ante el Colectivero. Crucero del Norte lo barrió en el segundo tiempo y le propinó un 3-0 inmerecido pero real.

Ya está. Pasaron 4 partidos y el albirrojo no puede hilvanar una victoria. Le cuesta hacer goles pero también le cuesta evitar los que sufre en su propia valla. Es hora de que la historia a cambiar.

El trabajo de Diego Cagna y su gente es indiscutido. Y el cambio de categoría también. Hay jugadores que todavía no lograron aclimatarse y eso se nota bastante: Ferrero no es el mismo del Federal A, Briones tampoco y Dip ni hablar. De los refuerzos ninguno la descose y así, así, la cosa se complica.

Taborda, Catalán, Bucci y Gonzalo, aún con altibajos, parecen ser los que mejor están, pero con ellos no alcanza. El rival juega con mucha libertad por momentos y San Martín, siempre, tiene que remar desde abajo en el marcador.

Son 44 partidos, es verdad. Falta mucho, es verdad. Pero hay que comenzar a ganar, porque San Martín no puede estar en ese lugar de la tabla. Se acabó el changüi. El domingo, a Estudiantes de San Luis, hay que ganarle como sea.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios