Más allá de que el partido ante Sportivo Belgrano ya pasó, que la cancha estuvo repleta y que el Santo avanzó a semifinales otra vez gracias a la bendita ventaja deportiva, hay algo que no se puede dejar pasar por alto: la falta de respeto al SOCIO por parte de la dirigencia.

El miércoles se confirmó que, tal como permite el estatuto, el club iba a sumar a las entradas un bono por el “día del club”, el cual suele ser utilizado a fin de cada temporada para afrontar los gastos del plantel en el período de vacaciones y los de pretemporada. Pero ese no fue el único motivo: además, la CD decidió atropellar al socio, ese que le respondió al club cuando más lo necesitaba.

El atropello no se refiere al bono. Porque el bono está bien. Si es para uno, es para todos. Ningún socio estaba en desacuerdo en pagar dicho bono. Si lo pagamos en aquella época donde era difícil quejarse, ¿cómo no lo íbamos a hacer ahora? El problema está en que el socio tuvo que pagar una entrada normal. ¿Acaso el abono no incluía todos los partidos del Federal A? Si mis ojos no me fallan, mi carnet de abonado a la popular vence el 30 del corriente mes.

Algunos me podrán decir: “no hubieras ido, viejo”. Gracias a Dios puedo trabajar y puedo pagar la entrada para ir a ver un partido de Federal A a un precio muy alto. El problema es la actitud, esa forma de castigar a un socio que, supuestamente, iba a tener beneficios. Esos beneficios de los que casi nadie pudo gozar (sorteos de viajes, de indumentaria y muchos otros más) porque el club prácticamente no los otorgó. Pero eso no importa, no nos vamos a enojar por eso. Repito, el problema está en la actitud que tuvieron esta semana, para este partido. Mientras para los no socios el aumento fue de $50, los SOCIOS que fueron a popular y a platea tuvieron que pagar $150 de incremento.

Los gastos para la organización de este partido aumentaron. Es verdad. Los premios para el plantel, por pasar de ronda, también, seguramente. Pero sigo sin entender por qué no le cobraron a todos los $50. Siendo generosos y tirando hacia abajo, multipliquemos 50 por 20.000 (personas) y nos da $1.000.000. Calculo que no es poco.

La tribuna sur se agrandará, si Dios quiere, en las próximas semanas. Habrá una bandeja arriba de la actual. Buenísimo, excelente, histórico va a ser. Y que los bonos contribuyan a ello también. Pero los excesos no, señores dirigentes. No se aprovechen del socio, del que este sábado, como yo, gracias a Dios pudo ir. Y del que no lo pudo hacer también, porque muchos se quedaron a verlo por Canal 10 junto a sus hijos, esos que aseguraron su lugar para todo el torneo y en un partido, de repente, fueron obligados a pagar (algo que ya habían abonado) y no lo pudieron hacer.

Agradezco a la dirigencia porque cada vez que hice una crítica nunca me lo recriminaron. Pero vuelvo a repudiar el atropello que tuvieron con el SOCIO. Que no se vuelva a repetir. No tiren por la borda una campaña de socios que ayudó mucho al club cuando más lo necesitaba. En este momento es cuando tenemos que ir todos para el mismo lado, y esta decisión, al menos desde mi humilde opinión, fue totalmente en contramano.

 

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios