No mereció sufrir tanto. Pero esto es San Martín. Tras un primer tiempo excelente y un segundo angustiante, el Santo perdió 2 a 1 ante Sportivo Belgrano pero clasificó a semifinales porque, a pesar de haber igualado 2 a 2 en el global, aprovechó la ventaja de haber clasificado en una mejor ubicación que el equipo cordobés en la zona clasificatoria.

Temprano lo pudo haber liquidado, porque el albirrojo jugó un gran primer tiempo donde pudo haber goleado a su rival. Pero lo perdonó demasiado. Sólo marcó un gol, el de Gonzalo Rodríguez tras el centro de Sergio Viturro. Y después se dedicó a despilfarrar chances.

Por izquierda, por derecha y por el centro llegó el elenco de Diego Cagna. Con Viturro endiablado, los delanteros sólo tenían que dar la estocada final, pero ahí estuvo la falla: Rodríguez llegó muchas veces al fondo pero siempre eligió mal a la hora de asistir a Lentini. En algunas pateó al arco y en otras le tiró ladrillazos a su compañero de ataque.

¿Y Francia, Aróstegui y Nievas Escobar? Bien gracias, hasta ahí. Sí, hasta ahí, porque en el complemento el equipo verde salió decidido a dar vuelta la historia y tuvo 5 minutos de gloria. Primero el 10 la clavó junto al palo derecho de Taborda y luego el 9, de cabeza, la acomodó en el izquierdo.

Suspenso, nervios y un estrés de aquellos. Adentro y afuera de la cancha. El equipo, por suerte, despertó. Bah, la gente lo despertó con un aliento ensordecedor. Y el partido se hizo de ida y vuelta. Lentini tuvo el empate en su cabeza pero la mandó a las manos de Aguiar en lo que fue la jugada de mayor peligro del Santo en el segundo tiempo.

El ingreso de “Vitín” Rodríguez fue importante para que el Santo gane por el sector derecho. El de Concepción hizo todo bien hasta los últimos metros, donde no tuvo a nadie más que a Lentini de compañero. Sportivo, por su parte, intentó llegar con la pelota bajo la suela pero Ferrero, Goicoechea y compañía se agrandaron y sacaron todo.

El final llegó con un sabor agridulce pero con la alegría de saber que este San Martín sigue en pie. Ahora se viene el turno de Libertad de Sunchales, un equipo que también ganó su grupo y que en los últimos dos partidos marcó 8 tantos. En la serie el albirrojo volverá a contar con la Santa ventaja deportiva, esa que le guiñó el ojo ante Guaraní y Sportivo.

                                                                                                                                 Comentario: Benjamín Paz
                                                                                                                           Foto: Rodrigo Mendoza

 

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios