Colorado sin casaca: Miguel Nievas Escobar fue aplaudido por los hinchas del Santo antes de empezar el encuentro, a lo que el “Colo” respondió con un saludo. Al final del partido, un hincha se apropió de su camiseta y lo festejó burlándose de la policía antes de subirse al alambrado de la tribuna de calle Rondeau.

Con juguete nuevo: la tribuna de calle Pellegrini estrenó dos banderas. Las mismas fueron colocadas en los postes de luz. Una era roja y blanca y la otra tenía una estrella con la leyenda “1944”, en alusión al Torneo de la República que ganó el Santo en ese año.

Distinción: en el entretiempo, el Jefe de Prensa del club, Leandro Mirkin, le entregó una distinción a la gente de Horizonte, la empresa encargada de realizar las tomas aéreas con el drone que sobrevuela por La Ciudadela antes del encuentro.

Ingreso más prolijo: esta vez, ingresar a La Ciudadela fue un poco más fácil. Se armaron filas eternas de hasta 400 metros y los hinchas fueron pasando de a uno hasta llegar al molinete. Media hora antes del partido el sector de populares ya mostraba un lleno total. Las plateas se abarrotaron de gente minutos antes del inicio del encuentro.

Presencia de Primera: Lucas Chacana volvió a La Ciudadela pero como espectador. El futbolista de Huracán estuvo en uno de los palcos del estadio alentando al Santo, donde jugaron algunos de sus amigos como Rolando Serrano y Maxi Rodríguez.

Lo que viene: al empatar 0-0, Juventud Antoniana eliminó a Defensores de Belgrano y jugará en semifinales con Unión Aconquija, que empató 3 a 3 con Ferro de La Pampa. Libertad de Sunchales, que igualó 2 a 2 con Alvarado, será el rival del Santo.

Papá “Kun” presente: Leonel Del Castillo, padre de Sergio Aguero, estuvo en La Ciudadela y miró el cotejo desde el palco. En la semana colaboró con las obras en el estadio al donar una casaca y un par de botines del futbolista, prendas que serán subastadas en los próximos días.

 

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios