Diego Cagna en la semana tuvo que rearmar el corazón del equipo, porque las lesiones de Agustín Briones y de Maximiliano Rodríguez no le permite repetir la fórmula que hasta ahora lo mantiene invicto.

Para eso dispuso que Oscar Mamaní y César Abregú sean quienes reemplacen a los lesionados del plantel Santo. “Han entrado varias veces y si bien no es lo mismo jugar de entrada, confiamos en que lo podrán hacer bien el sábado”, anticipaba el DT tras confirmar los cambios.

Ante las características que Cagna vio en los dos muchachos surgidos de las inferiores del club, el entrenador destacó que “son dos chicos que juegan en la misma posición, de cinco. Tienen mucha agresividad en la marca y tienen también buen juego”. Esto, sumado a cuestiones tácticas que prefirió dejar en la incógnita, fue lo que volcó la balanza para ponerlos ante a que otros jugadores.

De esta manera, el equipo mañana formará con Taborda, Serrano, Ferrero, González y Goicoecha; Dip, Mamaní, Abregú, Bucci, G. Rodríguez y Lentini, siendo Dip movido la costado derecho del campo de juego para permitir a los ingresantes armar el doble cinco en el mediocampo.

Por otra parte, el entrenador confirmó que van a salir a buscar el partido desde el primer minuto para tratar de quedarse con el primer puesto, porque “es beneficioso en el caso de que si terminás empatando”.

Más allá de los dos cambios en el once titular, Cagna también confirmó al resto de los concetrados entre los que destacan las vueltas de Hernán De Camilo y Ricardo Ibarra, el resto de los concentrados se completa con Carrizo, Rivero, V. Rodríguez, Viturro y Agudiak.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios