Ahora la dirigencia de San Jorge decidió, en pos de una mayor recaudación, evitar jugar en la cancha de Central Norte, y finalmente se jugaría en cancha de San Martín y con público visitante.

La situación superó otra vez a las mentes brillantes que deben organizar el futbol en Tucumán, más que nada a quienes deben garantizar la seguridad de quienes asisten a los espectáculos deportivos, demostrando por enésima vez, su incapacidad para lograr una correcta organización de partidos de fútbol. ¿Cómo será si debieran organizar otras cosas mucho más importantes?

Lo que sucede es que San Jorge no quiere perder la posibilidad de recaudar una buena suma de dinero, y está en todo su derecho de hacerlo porque ellos son los locales, y para no perder la posibilidad de jugar en un terreno de juego diferente al campo de La Ciudadela, que San Martín conoce de memoria lo que significaría una ventaja deportiva, propuso jugar donde jugó casi todo el campeonato de local, el estadio de Central Norte.

Pero la Policía de Tucumán con Jorge Díaz a la cabeza de la división de Seguridad Deportiva, asegura que en el estadio del Cuervo no se puede garantizar la seguridad para un público de 10.000 personas. Raro, porque el año pasado si se pudo y las condiciones, aparentemente, no cambiaron mucho.

Ante esta situación, San Jorge optó por volver a la clásica solución usada desde hace varios años, de alquilar el estadio de La Ciudadela y cobrarle a San Martín un canon por la venta de las entradas, el problema es que esta situación nunca está bien vista en Buenos Aires, donde los clubes de la categoría se quejan ante el Consejo Federal porque ven que San Jorge le da ventajas a San Martín.

Lo cierto es que este problema tiene varias aristas. El hecho principal de que San Jorge no disponga de un campo de juego propio donde nadie pueda objetarle el derecho de jugar de local, es el punto de partida para que intervengan otros (Policía, Defensa Civil, Consejo Federal, etc…) y dispongan según el criterio que en el momento se les ocurra.

Pero también existen otras cuestiones, que atañen estrictamente a la falta de verdaderas políticas en relación al deporte en nuestra provincia. Donde las decisiones quedan en última instancia a la voluntad de un comisario, que ya dio varias muestras de su incapacidad para poder hacerse cargo de una situación que lleva no menos de 4 años.

Lo cierto es que por ahora, y ante la negativa de la posibilidad de aumentar la capacidad del público en el estadio de Central Norte, el estadio donde el sábado se jugará el partido será el de San Martín, donde San Jorge hará de local y el hincha Santo deberá comprar su entrada cuando y donde el Expreso lo disponga.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios