Hace 4 semanas el panorama era negro. San Martín perdía ante Concepción y San Jorge y se complicaba en las posiciones. Pero Sebastián Pena renunció a tiempo, los dirigentes confiaron en Ariel Martos para un partido y después trajeron a Diego Cagna. Por ahora, la apuesta parece haber cambiado el panorama.

En ese momento el Santo había quedado cuarto en la Zona E, muy complicado. Pero el cambio de mando parece haber hecho un clic en la mentalidad de los jugadores. Con Martos, el albirrojo le ganó a Mitre en Santiago y, cuando muchos pensaban que el DT liguista iba a ser confirmado en el cargo, la CD confirmó que el experimentado Cagna era el nuevo entrenador designado para comandar el barco.

En su debut, el ex campeón del mundo con Boca abrochó un agónico 2-1 en Santiago. Pero su idea se vio mejor plasmada en Tucumán, donde el Santo le ganó con justicia a Concepción, resultado que deja segundo al albirrojo porque Mitre, posteriormente, venció a San Jorge.

Ahora, la foto ya no se ve tan borrosa. San Martín se encuentra a un punto de los santiagueños, a quienes puede alcanzar (si empata con San Jorge) o pasar (si le gana) en la próxima fecha. Un triunfo en la próxima fecha asegurará la clasificación. Ahora, si gana los próximos dos, lo hará en el primer lugar de su zona y, por cómo se están dando las cosas, definirá en casa en octavos de final.

La próxima fecha será clave para conocer parte del futuro del equipo. Si gana clasifica, si empata y se dan otros resultados también. Una eventual derrota estirará la definición una semana más. Pero no hay nada mejor que una victoria para seguir consolidando esta levantada.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios