“No hay mucho para analizar. En ningún lugar del mundo un abono por cuatro partido te cuesta 100 pesos. Estarías pagando 25 pesos cada partido”. Felicidades por eso al pensante de tamaña idea. Pero… los que no pudieron asistir al evento del día viernes ya sea por la lluvia o por cuestiones laborales, tendrían que haber pagado la mitad para este día domingo. O al menos $60 teniendo en cuenta que era un partido amistoso. ¿Verdad? NO. ¿No?.

Inmediatamente después, la misma fuente que afirmó la primera frase de esta nota justificó el accionar de la dirigencia diciendo: “hay que apoyar. El que realmente lo quiera a San Martín va a venir a la cancha, aún cuando la entrada cueste 100 pesos”. Claro, genio, si en este país lleno de oro la gente puede pagar lo que cada uno quiera, ¿verdad?.

“Aquí hay una realidad, el viernes se pagó cien pesos por los cuatro partidos y era una falta de respeto hacia los que sacaron ese abono cobrar cincuenta pesos este domingo, por los dos partidos”, prosiguió el interrogado. Hay una formula matemática que se llama “regla de tres simples”. Si a 4 le corresponden 100… a 2 le corresponde ‘x’. Ahora bien, eso se resuelve haciendo: (100×2)%4. Eso daría 50, ¿o no? ¿No? ¿Dónde está la falta de respeto a los que adquirieron los cuatro cotejos?.

A veces, como hincha, intento justificar las malas decisiones dirigenciales, como falta de experiencia o involuntariedad. Pero lo de este domingo a la tarde con el precio de las entradas no encuentro justificativo. ¡Y ojo!, no solamente lo pienso yo, sino que pude consultar con cada simpatizante que fui cruzando camino al estadio. “Se nos ríen en la cara”, “es una vergüenza”, “esto no es San Martín”, fueron algunas de las frases más pronunciadas en la tarde de domingo.

¿Por qué corre de esa manera a la familia Sanmartiniana? Yo solía tener un profesor que siempre decía: “San Martín es el redentor de los humildes”. Y sí, el ‘Pinchao’ tenía mucha razón con esa frase. San Martín es el laburante; San Martín es el hincha que no se esconde. Es aquel que bancó al equipo siempre. No busquen demasiado archivos, vayan un poquito más atrás en el tiempo y vean contra Zapla, contra el propio Mitre o el último partido contra Central Córdoba de Santiago el semestre pasado.

¿Cuál fue el negocio en este domingo? ¿Vender 1500 entradas de $100 o haber podido vender 10000 de $50?. Y dije 1500 a modo estimativo, tal vez me quedó grande ese número. La gente se fue a su casa sin ver el partido, o se quedó compartiendo un rato con amigos en las afueras del estadio, porque eso es San Martín: alegría, familia y amigos.

No lo puedo creer. Fui pensando que era un “error”, pero las palabras tan convencidas de alguien responsable de cierto sector del club, terminaron de explicarme que las cosas no se hicieron bien desde adentro, al menos en este aspecto en particular. No pido un regalo en el precio de las entradas durante el torneo, pero al hincha hay que atraerlo a la cancha, darle beneficios al socio y volver a formar una gran familia que apoye siempre a la institución.

Tengo un sueño muy grande que lo expresé hace poco tiempo: formar una filial (o una peña), en el pueblo donde nací y donde tengo el orgullo que nació el gran Francisco Guillén, el “Nene” para algunos, “Patón” para otros. Sueño con que la filial lleve su nombre. Ahora me pregunto algo… ¿cómo conquisto a los potenciales socios allá en el sur de la provincia? ¿contándoles que para ver un amistoso deben pagar $100 una entrada sólo por apoyar al club?. No, genios, esa no es la forma de hacer crecer a nuestra institución.

 

FOTO:RODRIGO MENDOZA.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios