El básquet Santo sigue dando que hablar en Tucumán. No tanto por sus logros deportivos que seguramente llegarán en algún momento, sino por el trabajo de base que están haciendo los entrenadores con los más jóvenes.

Hace un par de semanas, se organizó un campus para varones, donde se realizaron diferentes estaciones: dribbling, pase, tiro, defensa, coordinación y uno contra uno. El mismo tuvo una gran concurrencia y el consecuente éxito, por eso se decidió realizar otro para la semana que pasó, pero destinado a las mujeres.

El campus femenino arrancó el martes por la tarde y finalizó el viernes. Estuvo a cargo de Julio Heredia, quien fue acompañado en los trabajos por José Figueroa, Alejandro Cil y los hermanos Ivo y Fabricio Lescano.

Estas iniciativas siguen haciendo crecer a la disciplina en un club que cada vez tiene más actividades en su complejo Natalio Mirkin, con Pablo Kasem como motor del crecimiento del predio.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios