2 de Noviembre de 1909. Un grupo de genios se junta y arma el Club Atlético San Martín de Tucumán, que a la postre se convierte en el más popular del Norte Argentino y en uno de los más grandes del interior. Hoy se cumplen 105 años desde aquel bendito día en que nació una pasión que no tiene fin.

No tiene fin porque pasan equipos, pasan jugadores, pasan dirigentes, pero el club sigue. Pasan los años y el sentimiento se agiganta aún más. Se trata de un gigante, no de cualquier institución.

No tiene fin porque San Martín es el pueblo de Tucumán. Un pueblo sufrido pero incondicional. Un pueblo que se cayó muchas veces y se volvió a levantar. Un pueblo que seguramente volverá a caer, pero que se levantará una y mil veces más.

No tiene fin porque San Martín es un estilo de vida. San Martín es pensar en San Martín a cada rato. Es armar tu semana en base al Santo. Es armar tu vida en base al Santo. Justamente por eso, porque San Martín es la vida de muchos de nosotros.

No tiene fin porque, cuando más abajo lo quieran tirar, más van a estar los hinchas. Esos incondicionales que no saben de clima ni de fechas importantes. Esos que recuerdan más la fecha en que el club volvió a ser de los hinchas (18/12/11) que alguna otra fecha patria.

No tiene fin porque, detrás suyo, está mucha gente que lo ama, que deja todo sin pedir nada a cambio. Están esos locos que se animan a todo para verlo de pie. Esos que pueden pasar horas fuera de su casa para que SU San Martín no se caiga.

En este 02/11/14 levantemos todos las copas y brindemos por un San Martín de los socios, por un San Martín de la gente. Que la realidad deportiva no nos haga ver otra cosa. Como en sus inicios, el club es de los hinchas y no manejado por un gobierno de turno o por empresas. Eso, sin lugar a dudas, es motivo para festejar.

 

¡FELIZ CUMPLEAÑOS SAN MARTÍN! ¡GRACIAS POR TANTO!

 

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios