“Qué lindo sería enfrentar a Atlético en la final y ganarle”. Ese, seguramente, es el sueño de cada pibe que viste la camiseta de San Martín. Y una parte se está por cumplir para muchos, ya que las categorías 97 y 98 accedieron al partido más importante del año tras dejar en el camino a Central Norte y Ñuñorco, respectivamente.

Sin embargo, a ninguno de los dos representantes albirrojos se les hizo fácil llegar a esta instancia. Los pibes de la 97, que se despiden de inferiores, jugaron el domingo a la mañana en All Boys y tuvieron en Central Norte a un dignísimo rival, que aguantó hasta donde pudo.

El encuentro entre Santitos y Cuervitos no fue bien jugado, pese a las buenas intenciones de ambos. Más allá de esto hubo chances de gol para ambos bandos en la primera etapa, pero los arqueritos Oliva (San Martín) y Mongelli (Central Norte) respondieron bien las pocas veces que los inquietaron.

Dardo Villarreal no terminó muy conforme con el rendimiento de sus dirigidos en el primer tiempo y para el complemento mandó a la cancha a Ignacio Rodríguez, Rojas y Mercado. El leve dominio que imponía el Santo no se reflejaba en el marcador, por lo cual los pibes se comenzaron a poner nerviosos.

Hasta que apareció el “Mocho” Rodríguez y sacudió la red de Mongelli. Festejó todo San Martín, que en cancha de All Boys se sacó de encima un cuervo bien molesto y jugará la final ante su eterno rival.

Chau, Ñuñorco
La clase 98 no se quiso quedar atrás y este lunes ganó un partido muy chivo. El trámite fue muy similar al de los chicos de la 97. Un primer tiempo trabado, mal jugado y escasas situaciones de gol.

En el complemento los dos equipos intentaron un poco más, pero siempre dejando una defensa bien firme. El Santito, vestido de naranja, quiso copar la parada y llevó su tropa hacia adelante.

De tanto ir, los Cirujitas tuvieron su recompensa. Agustín Ibarra dio en la tecla, marcó el único gol del encuentro y le dio el pase a la final al equipo, que buscará recuperar la corona perdida en los últimos años.

Ahora, está en las dos categorías Santas cumplir la otra parte del sueño. No falta mucho. Con responsabilidad, coraje, pasión y algo de fútbol el sueño se puede cumplir. Nada es imposible.

 

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios