Fueron cinco minutos fatales. San Martín Rojo ganaba 1 a 0 en Marcos Paz y forzaba una superfinal, pero en 5′ lo dio vuelta Tucumán Rugby y se consagró campeón del anual de hockey femenino tucumano. Fue 2 a 1 para las verdinegras.

Es entendible la bronca que se reflejaba en el final del partido en los rostros de las jugadoras albirrojas. Es que las Santas nunca fueron menos que su rival, tuvieron el partido controlado y hasta pudieron aumentar la ventaja. Pero los goles que no hacés los sufrís en tu propio arco.

Salvo en los últimos minutos, el partido fue un bodrio. Desde el principio hasta el final ambos equipos se respetaron demasiado. Sólo aquellas jugadoras “fuera de serie” podían torcer el rumbo. Por eso, para San Martín, apareció Pamela Chinellato. La mediocampista robó una pelota en 3/4 de cancha, tiró un pase, buscó la devolución y definió suave por abajo de la arquera verdinegra. GOLAZO muy festejado por las albirrojas, que buscaban alargar la definición del torneo.

Sobre el final de la primera etapa Emidia Núñez López tuvo el segundo pero la golera de Tucumán Rugby Verde se lo impidió. Así, el descanso le vino mejor a las locales para refrescar las ideas y recordar todo lo bueno que habían hecho hasta este lunes.

No mejoró el juego de las verdinegras pero sí retrocedió un poco en la cancha el equipo Santo, dejándole la bocha a su rival y apostando al contragolpe. En uno de ellos, una buena maniobra personal de Lilia Peralta casi termina en otro gol de Chinellato, que se tiró al piso pero nunca llegó a conectar el palo con la bocha.

Cuando los nervios se apoderaban de las chicas de Tucumán Rugby y la hinchada Santa cantaba detrás de un arco llegaron los minutos finales. Fernanda Martínez, que minutos antes había sufrido la recriminación de una compañera en una jugada, pescó un rebote en el área albirroja y puso el 1 a 1. Apenas 4 minutos después empujó nuevamente la pelota para que la fiesta deje el albirrojo para pasar a ser verde y negra.

TR fue un merecido campeón porque ni siquiera empató un sólo partido en todo el año. Pero San Martín también hizo lo suyo y merecía otro final. En cinco minutos, se destruyó un sueño. Por suerte, en este deporte siempre hay revancha y San Martín buscará tenerla en la Liga Nacional, a disputarse en las próximas semanas.

¿Què te pareció esta nota?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Màs o Menos (0)
  • Aburrida (0)
  • Una cagada (0)

Comentarios

comentarios